Política para ilusos

Percibo a mi alrededor cierto desencanto producido por los políticos. Cierta desilusión. Es decir, que hubo encanto e ilusión. ¿Cuándo? ¿Por qué? Los políticos llevan miles de años comportándose igual, así que si nos engañan la culpa es nuestra. Hay una serie de malentendidos que deberíamos subsanar: 1. Los políticos quieren que la gente seaSigue leyendo «Política para ilusos»

Rebeca, de Daphne du Maurier

Así sí. Tras la última elección desafortunada, no hay como recurrir a los clásicos (vale, quizá sea exagerado llamar clásico a Rebeca) para recuperar la fe en la literatura. Tampoco en esta ocasión voy a hacer una crítica, aunque la obra lo merece. Solo me gustaría utilizarla para explicar por qué es un buen libroSigue leyendo «Rebeca, de Daphne du Maurier»

La hija de Robert Poste, de Stella Gibbons

Esta es la portada más fea que he encontrado para ilustrar mi advertencia sobre La hija de Robert Poste, de Stella Gibbons. Yo me he leído la edición de Impedimenta, pero no pongo esa portada porque Impedimenta edita muy bien y lo mismo os dan ganas de comprarla. Advertencia, insisto, no crítica, y la escriboSigue leyendo «La hija de Robert Poste, de Stella Gibbons»

Entendiendo el 20-D

Como veo cierta confusión, voy a poner a vuestro servicio mis nociones de C. Políticas para explicaros la situación: 1. Han ganado los que han quedado terceros, los que hablan rapeando. Los demás han perdido, incluidos los que han quedado primeros. 2. Los resultados se comparan con los anteriores, salvo en el caso de losSigue leyendo «Entendiendo el 20-D»

Un puñado de incómodas verdades (homenaje a Bierce) (I)

Actor, triz. m. y f. Sujeto sin personalidad al que resulta reconfortante creer, durante la grabación de una película o la representación de una obra de teatro, que tiene un fuerte carácter o una vis cómica. Amistad. f. Dicen que quien tiene un amigo tiene un tesoro. Imaginamos que el tesoro es para compensar. Ascensor. m. AtaúdSigue leyendo «Un puñado de incómodas verdades (homenaje a Bierce) (I)»

Sobre qué cosa sea la literatura

Va, seamos francos. Luego vienen Crimen y castigo y el Ulises y Murakami y hasta Foster Wallace si hace falta (que hace), pero lo que a muchos nos inoculó el veneno fue leer a Dumas y a Verne y a Ende y a otros por el estilo. La primera vez que robamos aquel libro de las serpientes enroscadas ySigue leyendo «Sobre qué cosa sea la literatura»